Connect with us

Opinion

Azucena, puede ser tu hija.

Published

on

LA COLUMNA ROTA/FRIDAGUERRERA.

El treinta de agosto de 2018, tuve que ir una vez más a Nezahualcóyotl, Estado de México, la audiencia de nuestra niña Lupita, se llevaría a cabo, algo tiene ese municipio que acudir ahí me agobia en demasía, tal vez por todo lo que tuvimos que pasar para dar con la identidad de nuestra niña, no lo sé, pero es uno de los municipios donde además de todo, me buscan mucho diferentes familias víctimas de feminicidio o desaparición de alguna niña o mujer.

La audiencia no se realizó salimos del juzgado y tan pronto tomé mi celular me llegaron dos fotografías indignantes, una mujer ya hacía sobre la cama de su casa, en medio de un charco de sangre, me estremecí, pero más aún cuando me di cuenta que acaba de suceder y escasamente a unas cuadras de donde nos encontrábamos. Azucena Ríos Hurtado, comentaron mis compañeros de AfondoEdomex, tenía 20 años.

Aunque hubiera querido acudir a apoyar a la familia no me pareció prudente hacerlo, el dolor es insoportable para quienes acaban de sufrir la pérdida del alma de su casa, y por ética no acudo a lugar alguno sin que sea la familia quien lo solicite. Así sucedió una semana después el 7 de septiembre acudí a casa de Graciela madre de Azucena.

Nos recibió la imagen de Azucena en medio de decenas de flores blancas, veladoras, un pequeño de dos años que sonriente me saludó, la hermana mayor de Azucena nos hizo pasar.

Graciela es una mujer forjada en el trabajo tiene una recaudería, de donde ha sacado para mantener a su familia, es madre de 5 hijos, Azucena era de las pequeñas. El padre de esta familia vive en otro estado, sin embargo, la relación familiar era como en todas las familias.

Azucena nació el seis de junio de 1998, acaba de cumplir veinte años. “De todas era las más alegre, mal hablada, pero era el alma de las fiestas, era muy rebelde, no le gustaba la escuela, pero era buena mi niña”. Expresa Graciela.

El lugar donde fue asesinada Azucena aún tenía las bandas de protección que colocaron las autoridades para continuar con las investigaciones, una vez más el característico olor a sangre, el corazón se acongoja. Sí es difícil entrevistar al dolor cuando ha pasado tiempo, hablar con Graciela fue mucho más, a unos pasos de donde le arrebataron la vida a su pequeña, y a escasos siete días del crimen atroz, en ese mismo lugar que a diario le recuerda a Graciela que fue el último lugar donde la vio viva por última vez a lado de Omar.

Seis meses antes Azucena inició una relación con Omar, un individuo que la jovencita presentó a la familia como su novio, aunque Azucena era muy reservada en sus asuntos, Graciela empezó a notarla diferente, sobre todo los últimos días, “Ella no me contaba pero yo me daba cuenta cuando el sujeto venía a la casa, siempre andaba detrás de ella vigilándola, si creo que era muy celoso con ella, de hecho alguna vez le dije, que donde había conocido a esa basura, porque era muy feo para mi niña, nunca me dijo”, detalla Graciela.

“Hay algo que me gustaría aclarar, en febrero mi hija fue operada del apéndice y un quiste, unas semanas después aún convaleciente, Azucena fue acusada falsamente por un individuo de ser prostituta y secuestrar hombres, dicen que los seducía, hasta notas pagadas hubo a un medio de aquí de Neza, nunca hubo una denuncia legal ni nada, de hecho, mi hija buscó que se aclarará eso pero no le dieron oportunidad, me hace saber Graciela.

¿Crees que tuvo algo que ver eso? Pregunté.

“No, el no tenía nada que ver con esa situación, pero si lo aclaro porque mi niña no era mala, ni nada de eso que dijeron, tenía a su niño, buscaba ganarse la vida siempre honradamente”.

El 30 de agosto, Omar llegó a casa de Azucena, Graciela les hizo el almuerzo, platicaron un rato y la madre salió confiada del domicilio, a su negocio a unos minutos de su casa, era la una de la tarde, “Míriam mi otra hija todavía los vio 15 minutos después”. Omar pasó en su motocicleta y por su casco a la recaudería, cinco minutos antes de que el primo de Graciela la llamara para decirle que acudiera de inmediato a ver a su hija. A las trece horas con treinta y cinco minutos Graciela se entera de que su hija había sido asesinada en su propia casa.

Hasta el momento el presunto responsable sigue prófugo, poco se sabe sobre el individuo, lo que sí sabe Graciela es que él estaba con ella, que la asesinó por la espalda, “mi hija media 1.70. Era muy brava y se hubiera defendido, por cómo la encontraron y según lo que dice la policía la atacó por la espalda”.

Azucena era madre de un pequeño de dos años y medio, quien le decía tía porque para él su mami es Graciela, sin embargo, el pequeño pregunta constantemente por ella, la extraña, y con su guitarra le fue a cantar al altar, “Virgencita te voy a cantar una canción” . El pequeño no sabe con certeza qué ocurrió solo sabe que Azucena no está y que ahora solo está su foto llena de flores”.

Graciela con lágrimas en los ojos me dice, “ayúdame yo quiero justicia para mi hija y no que le den carpetazo, quiero justicia para todas no es posible que no investiguen lo que está pasando con nuestras hijas y que los asesinos huyan y ande por ahí como si nada, justicia nada más”.

Al salir de la casa que abrió sus puertas para recibirnos me llene de pesadumbre, cómo era posible que estando tan cerca de mi ocurriera y yo no lo evité, entonces reflexionó, no soy Dios, ni bruja para adivinar qué un perverso sujeto estaría asesinando a una mujer a unos metros de donde estaba, ojalá tuviera yo ese poder para evitar que de ocho a nueve mujeres y niñas sigan siendo asesinadas en el México, donde las asesinadas no se quieren ver, tan es así que. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea a través de la iniciativa Spotlight, anunciaron hace unos días que México es uno de los cinco países de América Latina a los que se destinarán 58 millones de dólares para combatir violencia de género y feminicidios. Es momento de hacernos cargo de esta pandemia. #NIUNAMÁS.

octubre 2018

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia.

@FridaGuerrera
fridaguerrera@gmail.com

FridaGuerrera Villalvazo
http://fridaguerrera.blogspot.com
solo cuento con mis ojos y mi mente son las herramientas que uso para trabajar

#FeminicidioEmergenciaNacional

9511779221

@FridaGuerrera

Publicidad

Imagilaos Logotipo y Diseño

Necesitas aumentar tu presencia en tus Redes Sociales, necesitas una portada o un banner para dar a conocer tu producto o servicio, por fin una empresa que puede darte lo que necesitas a un precio...

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinion

Perla Vanessa; un feminicidio más, invisible

Published

on

LA COLUMNA ROTA/ FRIDAGUERRERA VILLALVAZO
La semana pasada dábamos cuenta del inicio cruel de este 2019, el feminicidio de la pequeña Camila que cimbró el alma de todo aquel que se enteró de la atrocidad de quien se atrevió a arrebatarla de la vida, ese día la prensa registro cuatro feminicidios más en el país, Santa Catarina, Nuevo León, Los Reyes La Paz, Estado de México y Manzanillo, Colima. Sin embargo, hubo uno que nadie registró que incluso la misma autoridad quería que pasará como la mayoría invisible.
Después de la detención de Marciano “N”, el presunto feminicida de Camila, decenas de mensajes vía redes sociales no han dejado de llegar, uno de ellos la petición de una conocida de la Familia Contreras Márquez, el pasado 06 de enero de 2019, acudí a Nezahualcóyotl, Estado de México, donde se encuentra el domicilio de otra familia rota.
El 31 de diciembre Perla Vanessa Contreras Márquez pasó año nuevo con su familia, y su pequeña hija que aún no alcanza los cuatro años, festejó la llegada del año nuevo con la esperanza de que fuera mejor que el que se quedaba atrás, con la vida llena de proyectos para ella y su pequeña.

Perla Vanessa nació el 12 de abril de 1996, era la más pequeña de esta familia, de hecho, su madre ya no la esperaba. Fabi la hermana más grande le llevaba diez años, “Era la hija de las tres, yo la cuidaba porque mi mamá trabajaba, le llevábamos a la escuela, era una niña muy consentida por todas”, me comenta Fabi.

Amante de la escuela y las matemáticas Perla Vanessa, era Técnico en Contaduría, esté año trataría de ingresar a la Universidad para especializarse en lo que le apasionaba los números. “Estaba entusiasmada después de la separación del papá de su hija hace cinco meses, quería hacer todo para salir adelante con la niña, ya no la dejaron” Lamenta su madre.

Al llegar al domicilio de la madre de Vane, nos recibió una vez más la imagen de una bella mujer en medio de flores blancas, una cruz de cal en el piso, y el sufrimiento de su madre y hermanas, abrazadas de la impunidad y la revictimización de las autoridades locales.

“Como a las tres de la mañana ya del primero de enero, Vane se retiró a su casa, me dijo que estaba muy cansada yo creo que por eso optó por no llevarse a la niña, al medio día le marque al celular me mandaba a buzón así estuve todo el día, como a las ocho de la noche fui a su casa, y entonces la encontré” Relata su mamá.

Perla ya hacía en su cama, boca abajo, con las manos apretando fuertemente las sábanas, de inmediato llamaron a la policía, a una ambulancia, todo fue muy rápido, para entonces ya estaba Fabi en el domicilio. “La Fiscalía Regional de Nezahualcóyotl acudió al llamado, nos dijeron a su hermanita se le pasaron las copas, es congestión alcohólica llamen a la funeraria para que ya la entierren, nos decían, sin embargo, mi hermana no había tomado más que lo normal durante el festejo de año nuevo, si se hubiera sentido mal no se hubiera ido de la casa de mi mamá” Detallan ambas hermanas.

Rompiendo el protocolo de feminicidio, y la sentencia Mariana Lima, que claramente señala que todo asesinato violento de una mujer debe ser investigado desde el primer momento como feminicidio y con perspectiva de género, las autoridades regionales hacían todo para que la familia aceptará muerte natural. “No Frida, como íbamos a aceptar eso si ella no era de beber a ese grado, además había muchas cosas en su cuarto que no me cuadraban, sus manos apretando fuerte las sábanas como si hubiera querido defenderse, aferrándose a la vida” Expresa Fabi.

Finalmente, las autoridades trasladaron el cuerpo de Vanessa al Servicio Médico Forense (SEMEFO) en Neza, les dijeron que quién sabe a qué hora se los iban a entregar e insistían en que mejor aceptaran lo que les señalaban desde el primer momento y se evitarán todo “el relajo”. Luego de casi tres horas ya del dos de enero les entregaron el cuerpo para que fuera sepultada, la carpeta de investigación se abrió a regañadientes como “homicidio” en contra de quien resulte responsable.

¿Quién pudo haberla dañado así?, Pregunto a la familia.
– “No sabemos Frida, era muy apreciada y querida por la gente, por todos no tenemos idea de quién pudo haberla lastimado, pensamos en uno en otro, pero nada con certeza, quien la amaba no pudo haberla arrebatado de su hija, todos aquellos que la conocían sabían lo que amaba a su nena no sabemos, no tenemos a alguien que nos odie, ni ella tenía enemigos”.

Llena de omisiones la carpeta de investigación finalmente fue atraída a la Fiscalía de Feminicidios, el pasado 08 de enero la familia fue llamada por las autoridades estatales, al fin se iniciará con la investigación.

Perla Vanessa tenía 22 años, era madre de una niña de casi cinco años, trabajaba como secretaria y le estaba yendo muy bien, “es día se veía hermosa, Frida, se puso un vestido negro que resaltaba su belleza, brillaba, por qué me la quitaron”, lamenta su madre.

Vane, fue el segundo feminicidio en el Estado de México de 2019, de tres que se registraron ese día negro en la entidad mexiquense, donde el Fiscal General Alejandro Jaime Gómez Sánchez, intenta hacer todo para que el trabajo en conjunto entre la sociedad y las autoridades lleve a detener el nivel de violencia que desde años atrás azota la entidad, sin embargo, La Licenciada María Esther Nolasco Nuñez, Fiscal Regional de Nezahualcóyotl y el resto de las fiscalías regionales plagadas de protagonismo, corrupción, negligencia e insensibilidad hacen todo para evitar que la justicia se imparta como debería de ser siempre.

enero 2019

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia.

@FridaGuerrera
fridaguerrera@gmail.com

Publicidad

Imagilaos Logotipo y Diseño

Necesitas aumentar tu presencia en tus Redes Sociales, necesitas una portada o un banner para dar a conocer tu producto o servicio, por fin una empresa que puede darte lo que necesitas a un precio...

Continue Reading

Publicidad

Publicidad

Foto de bannerapp bannerApp_zpsiqojb7qf.jpg

Sígueme en Twitter

Publicidad

Populares

A %d blogueros les gusta esto: