Leslie: «estoy aquí para levantar la voz porque no quiero y no creo que nadie deba pasar por esta situación».


Anuncios

«Creo que la libertad de expresión y prensa viene a significar que yo pueda decidir y escribir lo que me plazca». Emma Goldman

LA COLUMNA ROTA/ FRIDAGUERRERA
Ardor, dolor, es lo único que recuerda Leslie cuando fue atacada con ácido, hace más de cuatro años, en Pachuca, Hidalgo. Hace unos meses la conocí durante la presentación de #NiUnaMás en el Congreso del Estado. Cuando se me acercó percibí a una mujer fuerte, linda, y con la voz firme de «quiero dar a conocer mi historia», le di un fuerte abrazo cuando me narro en medio de algunas mujeres el infierno que estaba pasando desde entonces para encontrar justicia, para que quién intento apagar su brillo atacándola con ácido pague por lo que hizo, fue entonces que le pedí como hago con todas las mujeres que han sobrevivido a la violencia sistemática que padecemos en este México indolente, que escribiera su historia, porque cuando ellas aún rotas están vivas son las indicadas para hacerlo.
Desde FridaGuerrera, seguimos esperando la respuesta de la Fiscalía del Estado para que le dé respuesta a lo único que busca está joven mujer, justicia. Después de leer su relato se dará cuenta que aunque quisieron aniquilarla, la hicieron más fuerte.
Aquí su relato.
Es tan triste y frustrante que en México la justicia no es para todos ¿a que me refiero con esto? A que muchos de los encargados de ejercerla se venden al mejor postor, hay corrupción por todos lados, no generalizo, pero en su gran mayoría así es, si no tienes dinero o influencias, eres uno más de tantos casos que quedan impunes.

Me llamo Leslie y hace 4 años fui atacada con ácido, uno de los crímenes más crueles que existen, porque no te matan físicamente, sin embargo, una parte de ti muere. Mueren las esperanzas, muere la fe, muere el deseo de vivir, porque desgraciadamente lo primero que alguien mira de ti es tu físico, y es una tarea diaria mirarte al espejo y aceptar esa nueva yo, nunca vuelves a ser la misma.
Mi caso es un poco diferente de los que he escuchado porque es una mujer la responsable, ex compañera de trabajo, alguien que planeó premeditadamente que al destruirme podría tener una oportunidad con mi ex pareja, y tomó esa decisión, sin importarle nada más, su egoísmo y sentimiento de inferioridad no le permitió pensar en todo el dolor que me causaría no solo a mí sino a mi familia y seres queridos.

He aprendido a vivir con miedo, cuidándome las espaldas, a no andar sola, sabiendo que la responsable sigue libre, y que tiene una vida normal, ¡gracias a toda la corrupción! Pues personas que en teoría deberían velar por tu bienestar y tus derechos, se vendieron al mejor postor, aprovecharon mi estado de salud para tener ventaja y ayudar a esta delincuente, porque eso es lo que es, no importa que tenga estudios, no importa que tenga cierta posición social, no es más que una delincuente, y ese tipo de personas no deberían de estar libres.

Anuncios

Me robaron mi tranquilidad, mi paz y mi confianza

Hay tanto dolor e incertidumbre saber qué hay personas que por dinero harían cualquier cosa, por unos cuantos pesos destruyen vidas, sueños.
A todos aquellos servidores públicos que ayudaron a esta mujer déjenme decirles que ¡USTEDES SON SUS CÓMPLICES!
Son cómplices de cada crimen, cada asesinato, cada delito que gracias a ¡Ustedes no es resuelto! Que gracias a su avaricia no son capaces de entender el dolor ajeno, de buscar justicia.

Salir adelante no es fácil, tienes días buenos, días malos, y días peores, se requiere mucha, mucha fortaleza, mucho trabajo interno para perdonar, se requiere dar ánimos a una misma, vivir en soledad, y aún sin saber cómo se resolverá todo, tener fe, certeza en que todo cae por su propio peso, que la verdad siempre sale a la luz y que tarde o temprano el destino te alcanza, y todo se paga. Es lo único que me alienta, que me motiva, que me anima a salir dentro mí fe en Dios.
Gracias Dios por darme la oportunidad de haber sobrevivido. Leslie, sobreviviente de ataque de ácido.
Leslie es una de las muchas mujeres que han sido atacadas con ácido con el único objetivo de destruirlas, Les no es solo un caso más es una voz que quiere y debe ser escuchada, es una joven que no ha dejado que la adversidad la derroté, es una mujer llena de amor a sí misma, pero también es una mujer que quiere que cada mujer que sufre violencia de cualquier índole en este país sepan que ella estará para cada una de las que la necesite.
#YoTeCreoLeslie Hasta que #NiUnaMás sea una realidad.


¿Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo, de una mujer víctima de feminicidio o desaparición?, ¿o eres una sobreviviente de una relación violenta o intento de feminicidio? búscanos, ayúdanos a visualizarlas y contar sus historias. Voces de la Ausencia.
@FridaGuerrera
@VocesDLAusencia
fridaguerrera@gmail.com

Anuncios
Anuncios
Previous Seguimos impulsando el rescate de espacios públicos en las 8 regiones del estado
Next Inicia atención del Gobierno de Oaxaca en la Novena Audiencia Pública

No Comment

Deja un comentario