Noemí solo tenía 20 años.


Anuncios

“ ¿Cómo decir este deseo de alma? Un deseo divino me devora; pretendo hablar, pero se rompe y llora esto que llevo adentro y no se calma.”. Alfonsina Storni.

Noemí Haydee Hernández, el 24 de agosto de 2019, fue encontrada asesinada cerca de la autopista Arco Norte, municipio Tolcayuca, en Hidalgo. Desde entonces la Vida de Ana Haydee y sus hijos dio un giro que jamás pensó le tocaría vivirlo, Noemí y Ana trabajaban para ayudar en los gastos de la casa, hoy Ana ya no sale de casa, se dedica a coser ropa, o hacer trabajos especiales de costura, para no dejar a su hijo solo; le aterra pensar que algo malo pueda sucederle. Hasta el momento la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos de Género de Hidalgo no ha citado a declarar al principal sospechoso, quien es conductor de tráiler, bajo el argumento de que no hay pruebas suficientes para que declaré, obviamente no hay una orden de aprehensión, el temor de Ana, es que la justicia para su pequeña no llegue.
La vida de una joven de veinte años, que solo quería salir adelante, que confió en un sujeto que le ofreció trabajo, sin imaginar que le arrancaría la vida. Esta es la impunidad con la que sujetos abusivos asesinan a diario a diez mujeres en el país de la simulación, de la complicidad gubernamental y el silencio de una sociedad que teme involucrarse.
La vida de Ana y su familia se terminó el día que sepultaron a Noemí, hoy la fuerza de Ana la obtiene de la imperiosa necesidad de encontrar justicia, Ana hoy forma parte de las voces de la ausencia.
Carta para Noemí Haydee Hernández Sánchez.
Mi nena: no sé cómo hacerle para estar bien, en estos días que son para festejar y estar con la familia si mi familia se está desmoronando el 24 de diciembre cuando se reúnen para festejar el nacimiento del niño Jesús eso yo no se hará en mi casa, porque ese día cumplió cuatro meses que no estás.
Todos los días despierto y me asomó a tu cuarto para ver si ya desperté de esta pesadilla y me doy cuenta que no estás, no puedo creer que ya no te veré y no encuentro explicación a todo esto, no sé qué tanto voy a resistir las fuerzas se me van mis días ya no quieren continuar.
Lo que me mantiene de pie es la sed de justicia, te pido que donde estés me ayudes, me guíes para hacer lo correcto, confío que arriba es tan alto donde debes llegar y aunque me veas llorar no pares de volar que algún día nos hemos de reencontrar.
Confió que vas a estar mejor, confío en que has dejado de sufrir. Aunque ya no te veré, no te abrazaré te juro que tu sombra seguiré por siempre mi niña hermosa.
Los Ángeles están felices porque regresaste a casa hazle saber a tu abuelo que lo amo y lo extraño tanto como a ti mi Noemí.
Mamá.

enero 2020
Quieres hacerle llegar unas palabras a la familia de Noemí, únete a este abrazo para ellas.
Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. ¿De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio? Búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia
@FridaGuerrera
fridaguerrera@gmail.com

Anuncios
Anuncios
Previous En Apple no están para bromas con copias de su iPod Classic
Next Prioriza Administración acciones a favor de la igualdad

No Comment

Deja un comentario